ANTES DE QUE CANTE EL GALLO

Suscríbete a mi canal

Loading

Últimas Publicaciones

No hay unanimidad a la hora de interpretar la frase bíblica atribuida a Jesús anticipando a Pedro su falta de lealtad ante la pregunta de la criada de Caifás.

Los exegetas se dividen entre los que opinan que el gallo al que se refería el Maestro, era una alusión a uno de los toques de la guardia de la fortaleza romana de Jerusalén. Otros opinan que se trataba de la llamada a la oración que el funcionario levita del Templo realizaba a primera hora (nuestras nueve de la mañana, minuto arriba, minuto abajo). Por ultimo están los que dicen que no hay que buscarle tres pies al gato y que el Mesías se refería al canto de un gallo de los de toda la vida, de esos que irritan a los neorurales cuando descubren que el campo tiene mierda de vaca y gallos que dan la vara a horas intempestivas. Sea como fuere, yo, por conveniencia, me quedo hoy con la segunda versión que, en este caso, se adapta a mis intenciones.

Serían, pues, las nueve de la mañana y “llamaba a la oración” el presentador de TV1, entrevistando al ministro Salvador Illa. Yo “rodaba” en esa estupidez que suponen las bicicletas de gimnasio, en las que por mucho que pedalees nunca llegas a ninguna parte, cuando el presentador – tras las lógicas preguntas relacionadas con las graves responsabilidades que ha enfrentado su ministerio en este aciago 2020 -, cambia de tercio e inquiere del Ministro si será, o no, candidato por el PSC a las elecciones catalanas. Niega el ministro la mayor, la menor y la de en medio. Y afirma con rotundidad que el candidato es Miguel Iceta.  Al presentador no le cuadra la respuesta; bromea sobre la fuente que le ha proporcionado la noticia y embiste una segunda vez. Nueva larga cambiada del Ministro. En un desesperado intento por no quedar mal, el periodista pregunta si, por lo menos, se había puesto su candidatura encima de la mesa. Y “Pedro” Salvador Illa, niega por tercera vez.

Al día siguiente (hoy), cuando, sobre la misma hora, abro la tableta para enfrentarme a los sinsabores del día y tras las cifras de contagiados y muertos, leo con estupor que el ministro Salvador Illa es designado candidato por el PSC para las elecciones en Cataluña. ¿…? Ignoro si Illa lloró amargamente como dice la biblia que hizo Pedro, cuando escuchó el “canto del gallo”. Espero que, al menos, sintiera un poco de vergüenza. Aunque, quizá sea mucho pedir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Loading