Roma no paga a traidores

Suscríbete a mi canal

Loading

Últimas Publicaciones

El nacionalismo secesionista  sigue mendigando sus treinta monedas de plata por doquier. En esta ocasión el President Puigdemont lo ha hecho en la Universidad de Harward. Al grito de “Whe the people”, su osadía sin límites, ha comparado el espíritu de la constitución de los Estados Unidos de Norteamérica con el de su  idílica república catalana. Lo que omite ¿sagazmente? El President son las palabras que siguen a su aforismo en esa misma declaración: “In Order to form a more perfect Union” (a fin de formar una Unión más perfecta).

La verdad es que si no fuera por la gravedad del asunto, solo da pena ver al Presidente de Cataluña irse a hablar mal de su propio país, España, (porque su pasaporte para entrar en USA, mal que le pese, pone español), fuera de él.

Más allá de la torticera argumentación de déficit democrático sobre la base del artículo ocho de la Constitución: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.”, obviando que dicho artículo es consecuencia del numero dos: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.” Y de su pretendida ofensa al comparar las democracias turca y española, siendo consciente de que en una “democracia” como la turca, hace tiempo que estaría barriendo el patio de alguna cárcel. Así que President, ten cuidado con los aforismos y no te olvides que a los imperios como EEUU. Les gusta mucho uno que se gestó precisamente en Hispania: “Roma no paga a traidores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Loading